domingo, 23 de noviembre de 2014

Ruta 66 +1



Tengo cuarenta y siete años y en mi época el servicio militar en este país era obligatorio. Reconozco sin pudor que intenté eludir el deber de servir a la patria, solicitando  prórrogas por estudios. Pedí todas las que pude y las aproveché, al tiempo que empezaron a aparecer los primeros insumisos al servicio militar, y luego la objeción de conciencia. Cuando ya no hubo más prorrogas de estudio me hice objetor e intenté escaquearme en lo posible. Conseguí empezar dos meses después de la fecha de entrada, no ir en un mes entero por vacaciones sin pertenecerme y salir un par de meses antes del fin de la prestación. La verdad es que de los trece meses de servicio social no hice ni nueve, pero bueno, eso es otra historia. Así que puedo decir que me libré del servicio militar obligatorio por los estudios. De lo que no podré escapar, al igual que la mayoría de los españoles trabajadores (que no todos, les recuerdo) es de la  jubilación obligatoria ” a los 67 años.

En la actualidad me dedico a la enseñanza en una Escuela de Arte y no puedo dejar de imaginarme entrando, en el año 2035, con 67 años a la escuela mientras un alumno pregunta a otro… ¿ y ese profesor, de qué da clase? A lo que contestaría el otro… ¿Ese? , es el profesor de “ nuevas tecnologías “.

La nueva ley llegará progresivamente a esta cifra de edad de jubilación en el año 2027. Desde el 2027 habrá que haber cotizado 37 años y el cómputo será sobre los últimos 25 años. Paulatinamente se irán incrementando los años desde ahora hasta el 2027 y a la par se bajaran los sueldos, o sea, la base cotizante, por no hablar de las condiciones laborales cada vez más precarias.


Y como contraste, atributo español entre otros, los señores que han aprobado esta ley y al igual que el resto de políticos tendrán derecho a la jubilación por cotizar durante tan solo siete años laborables ejerciendo la profesión “estrella” de nuestro país. Privilegios a medida de la clase política. Sí, la casta, por qué no repetirlo. 37 a 7 podría ser el resultado de un partido de un deporte cualquiera si uno de los dos equipos dictara las normas del juego e incluso arbitrara el encuentro. Perdemos de 30, dirían algunos. Treinta años más que los políticos tendrá que cotizar cualquier español para tener derecho a una pensión por jubilación, y no crea que aún así su prestación se parecerá a la de ellos. La ruta está marcada, “Ruta 66 (+1)”, se acabó el Rock & Roll. ¡Viva Europa!

miércoles, 19 de noviembre de 2014

GERMAÑOL




Qué inútil y estúpido es el destierro. Y cruel e injusto. Inútil porque se refuerza lo expulsado. Si se tiene la estúpida intensión de desterrar ideas, estas se maximizan y se reafirman con más fuerza. Cruel para el desterrado que es expulsado de su casa y alejado de los suyos. E injusto por privar a los demás de las ideas de otros, peligrosas siempre para los que tienen el poder.

No hace mucho, en Alemania, Karl-Theodor zu Guttenberg presentó su dimisión como ministro de Defensa por haber plagiado su tesis doctoral hace unos años. El gobierno de nuestro país está empeñado en que nos convirtamos en “alemanes1, la llevan clara. Eso es una germanización imposible. “Germañol”, ¿se imaginan? … No. Aunque, ya puestos, prefiero ser mejor que los “alemanes”, si puede ser. La política planteada por Alemania no me convence, quizás sea porque no soy “alemán”. Pero, no me importaría que nuestros políticos se germanizaran dimitiendo de vez en cuando y dejaran de lado la idea de aplicar una política de austeridad a los ciudadanos españoles.

Ideas, o conceptos como dimisión o responsabilidad  han sido condenados al ostracismo político en este país. Sin responsabilidad admitida, y más importante legislada, no cabe dimisión alguna. Una es consecuencia de la otra. Si no se regulan las responsabilidades, tampoco hay responsables. La dimisión es la aceptación de la responsabilidad, debe  ser el primer paso del responsable por decisión propia. Y Luego admitir las consecuencias que se deriven de sus errores o delitos. Exiliados esos conceptos solo nos queda el perdón y la indignación, y esto no puede seguir así. Es momento de que vuelvan, ¡¡hay que dejarlos entrar!!


(1) “alemanes”. En ningún caso hago uso del termino de manera racista o refiriéndome a los ciudadanos alemanes. Sino en un contexto del español utilizándolo como un termino, si me permiten, laboral.

domingo, 16 de noviembre de 2014

La RSA



La pregunta que me plantea escribir de nuevo sobre este tema, es la siguiente. ¿El ejército español está para proteger los intereses de una empresa privada?

Bien, vayamos por partes y troceemos esta cuestión tal carnicero en faena. Algunos dicen que el ejército está para proteger la nación, es decir, a un colectivo de ciudadanos que compone lo que llamamos España. No a una empresa privada. Otros extenderían la función de la Armada alegando intereses nacionales, bien. Tampoco vale. Los intereses de una empresa privada son privados, deben protegerse a sí mismos. Siempre sin dinero público y dentro de la legalidad. Y el Estado, a través de su Armada debe proteger al conjunto España y no a un grupo privado de este conjunto. Los intereses comunes no son velados por el Estado, al contrario, son cómplices y partícipes del ataque interesado a nuestros recursos y derechos y a quienes legítimamente los defiende. Una vez más, se ha utilizado el dinero público para intereses de una empresa privada. ¿Eso no es un delito?

Tras ver el vídeo1 de los ataques de la Armada española contra activistas de Greenpeace en aguas canarias, pienso en las palabras de mi hijo mayor comentándolo conmigo: “qué puto asco de mundo”. “Así es la lucha, hijo”. Le dije.
Si los activistas de Greenpeace estuvieran cometiendo algún delito, la autoridad debería de haberlos detenido. Claro que al no haber delito (cuidado que se inventan uno nuevo si hace falta), la RepSol Army (RSA)2 / No confundir con las iniciales de “Rajoy & Soria Association” / por medio de sus zodiacs atacan arrollando las embarcaciones de Greenpeace provocando dos heridos entre los componentes del grupo ecologista. Usted y yo pagamos el coste del Buque de Acción Marítima (RAM) de la Armada Relámpago y de los efectivos del nuevo ejército de la RSA, para que protejan los intereses de la empresa y de algunos políticos. A juzgar por las imágenes donde se aprecia claramente la brutal y contundente acción de los soldados españoles, no me cabe duda que tal respuesta responde a órdenes directas del Ministro Soriasis o del mismo Presidente Rajoy. En Canarias se ha puesto el Sol3, lo manda el brazo armado de la compañía petrolera  Repsol, la RSA.


(2) RSA. Iniciales de Repsol Army. Grupo armado de la petrolera Repsol pagada con dinero público.
(3)En Canarias se ha puesto el Sol. Ver http://lamanodefuego.Rep-Sol

Vídeo recibimiento de la ciudadanía a los componentes de Greenpeace en Lanzarote. 15.11.2014




martes, 11 de noviembre de 2014

EL SASTRE




Qué vergüenza ser sastre de algunos trajes. Qué deshonra haber medido algunos cuerpos para disfrazar a tanto mamón con “caché”.  Y qué desgraciados objetos mal utilizados para tal enmascaramiento. Pobres las tijeras que cortaron la tela, la tiza que marcó los patrones, la aguja e hilos que tejieron el trabajo de los sastres para vestir  a los golfos distinguidos de España. Pobres objetos que fueron arrojados a la humillación de participar en la confección de indignas vestiduras, obligados por las manos de sastres igual de indignos que los destinatarios de tales trajes. Los trajes que visten la mentira, la manipulación, la casta de Iglesias o la aristocracia de Pérez Reverte, como prefieran. Sabemos perfectamente quienes son, lo sabíamos ya. Se les nota por sus vestimentas, sus carruajes y por su complicidad en sus discursos. Se les nota por la mano que empuña la batuta que marca la música de sus privilegios, a la vez que nos dictan el compás de una triste melodía a los demás. Se les nota por el olor que desprende el miedo a perder esos privilegios, y se nos distingue de ellos por la indignación. Una indignación de olor sincero, claro.

La semana pasada el Presidente de la Comunidad de Extremadura en rueda de prensa desmintió la veracidad de las noticias referidas a su supuesto “robo de fichas” 1 públicas. La compra de billetes de avión con fines privados cuando era senador con dinero público, no solo fue negada sino que el tono del Presidente fue propio de un indignado. Por si fuera poco, además, se erigió como un solitario abanderado de la anticorrupción, reafirmando su postura como digna de lucha y causa real de tantos ataques a su persona. Cuando escuché estas palabras en el televisor, mi olfato me alertó del tufo a miedo y supe que mentía. Pocos días después prometió que devolvería todo el dinero, curiosamente manteniendo el papel de víctima.

El Perdón exhibido por televisión. La víctima arropada por parte de la aristocracia de su partido y de mano del Presidente Rajoy entre aplausos y primeros planos de sus propias lágrimas de cocodrilo, parece la estrategia elegida para eludir responsabilidades políticas o éticas, que no legales2. ¡Dios lo bendiga! Y nosotros lo perdonemos, Amén.

Pero no solo hay sastres para trajes confeccionados a medida, únicos y pagados con dinero público. Existen otros sastres que visten con dignidad a muchos otros. Como los electricistas y albañiles, estudiantes y profesores, médicos y enfermeros, parados y jubilados, padres y abuelos, escritores y lectores, también existen los sastres indignados.


( 1 ) Según la RAE. Robo./ 1. m. Acción de robar.  Robar.  9. tr. En el dominó, tomar fichas.
( 2 ) Actualmente es legal en nuestro país que cualquier parlamentario español pague con dinero público sus viajes privados. 

domingo, 2 de noviembre de 2014

PACTO





¿ Qué diría el recién fallecido escritor Sampedro si escuchara de boca de políticos como los ministros del PP o de algunos altos cargos del PSOE  pronunciar la palabra “indignados” ?  ¿ Indignados ? No, señorías, ustedes no pueden estar indignados. Qué falsa empatía con los verdaderos indignados. Tal es el saqueo que no parece bastarles con lo sabido hasta ahora. Además quieren arrebatarles el adjetivo legítimo a los indignados. Ustedes no pueden estar indignados. ¿O es que acaso han sido arrojados de su hogar a la calle a causa de un desahucio? ¿Han sido estafados en la vejez por “preferentes” llevándose sus ahorros para la jubilación? ¿O quizás sea debido al hecho de subsistir en comedores de la beneficencia?... No. Ustedes no pueden estar indignados. Ustedes, señores, están asustados. Escondidos, aún algunos, a la espera de la próxima noticia de corrupción, contemplando cómo la mágica capa de la impunidad se desvanece bajo la mirada de la ciudadanía liberada cada vez más del hechizo.
La mentira es tan enorme y continuada que es absolutamente descarada, casi pornográfica. Una increíble tomadura de pelo a cara descubierta hacia el ciudadano.
Antes de destaparse el último escándalo de corrupción política, el PSOE y el PP anunciaban la intención de alcanzar un pacto anticorrupción bajo una fingida y urgente preocupación, ya que se sentían indignados. Tras la divulgación de los últimos escándalos, ambos partidos se vieron gravemente salpicados por el “lodo corruptivo” y la idea de pacto se desechó. Inmersos en un gran charco de líquidos y sustancias propias de la madre de las corrupciones, pero indignados, PP y POSE se lanzan bolas de fango político siguiendo con la representación teatral que los caracteriza.
Los lobos siguen cuidando al rebaño de ovejas.

Cuando realicé este dibujo, no  se había publicado la encuesta de intención de voto. Podemos ya es primera fuerza política con un 27,7%, seguido por el PSOE con un 26,2% y el PP con un 20,7 % (sobre voto válido). Parece que el rebaño espabila.